domingo, 22 de enero de 2012

Alexandra López Solimán, la reina del Motocross



TEGUCIGALPA.- Además de tener una carrera de nueve años en el motocross, así como experiencia de correr en Guatemala y Estados Unidos, esta hondureña de 18 años de edad juega fútbol en la universidad y su figura adorna vallas publicitarias en su natal San Pedro Sula.
Sus ojos pizpiretos, su amable sonrisa y dos hematomas en los brazos destacaron cuando conocimos a Alexandra López Solimán, corredora de motocross quien este año dejó Honduras para vivir en Guatemala, donde ahora compite, entrena y estudia su carrera universitaria.
Antes de su partida a principios de año, el programa de televisión catracho Acontecer Deportivo le dedicó un reportaje de más de nueve minutos, en los cuales recuenta los logros de esta joven corredora y se despide de quien tal vez llegue a ser una de las deportistas más exitosas de su país.  Alexandra también ha sido modelo de las campañas publicitarias de sus patrocinadores, en audiovisuales y gigantografías.
En 2011 corre una Honda CRF 250 R en la categoría Mx2 c del Campeonato nacional de motocross en Guatemala.  Ha quedado en primer lugar en las tres carreras de la categoría femenina, pero en la mixta le ha faltado suerte.  Después de dos grandes actuaciones en las primeras fechas, en Petén sufrió una caída durante la tercera y perdió tiempo.  Sufrió golpes en ambos brazos, cerca del codo.  “Duele, pero es más doloroso no terminar una carrera”, me respondió la piloto sin borrar su sonrisa, al preguntarle acerca de sus cicatrices.
Nos reunimos con Alexandra para conversar acerca de los sentimientos al dejar su país, para seguir su sueño, su carrera en el motocross y la experiencia en el Team Honda-Castrol al ser una de las pocas mujeres en competir en tan exigente disciplina.
LA ENTREVISTA
¿Cómo te sientes viviendo en Guatemala?
Bien, no me puedo quejar.  Desde enero no me ha salido nada mal, salvo un par de caídas en competencias.  Antes venía invitada a Guatemala: el ambiente, la forma de vida y las competencias es parecido a Honduras.  El patrocinio para entrar al Team Honda-Castrol me ha facilitado mi estadía.
¿Cómo te iniciaste en el motocross?
Viene de mi familia.  Muchos tíos y primos competían.  A los nueve años de edad ya tenía una motocicleta 65 cc y competí.  Fui subiendo de categorías y este es mi noveno año en las pistas.
¿Qué te gusta más del motocross?
También practico fútbol y basquetbol, pero la disciplina que tiene el motocross no la he encontrado en ningún deporte.  Ella te enseña a evitar locuras.  Significa responsabilidad cuando vas en la moto, así como entrenar, comer bien y estar preparada para todas las carreras.  Se madura más rápido.
¿Cómo lo han tomado tus padres?
Las madres tienden a ser más preocupadas que los padres, pero en mi caso es diferente.  Mi mamá siempre deseó manejar en motocross, pero su familia no se lo permitió.  Ella vive mi sueño como suyo también.  Me apoya como nadie, incluso está más involucrada que mi papá.
¿Cómo es el nivel de competencia en Honduras?
Es muy bueno, pero es superior el guatemalteco.  Ha ido mejorando con el tiempo, he notado ahora más la diferencia.  Allá éramos de cinco a 10 pilotos en parrilla, acá son de 20 a 30, casi todos hombres y solo dos mujeres.  Imagínate esa salida, es durísima.
¿Cuál es tu fortaleza más destacada al competir?
Siempre mantengo un buen ritmo.  Administro mi aire para comenzar a una velocidad y terminarla igual, no como muchos que aceleran las primeras vueltas y luego se quedan.
¿Y tu debilidad?
La agresividad.  Me falta mucho al rebasar.  Pierdo tiempo al ser cuidadosa y el motocross no es deporte de cuidado.  Estoy aprendiendo a ser agresiva sin llevar mala intención.  Por esta debilidad me gano la mayoría de mis regaños.
¿Cómo ves a las mujeres competidoras de motocross en Guatemala?
Han mejorado y sí le han puesto ganas.  La categoría femenina ha disminuido desde hace unos años para acá.  Pero las que siguen, todas han mejorado.

¿Cómo logras tener la capacidad de competir primero con mujeres y luego con hombres en una misma fecha?
La resistencia.  Eso me saca del hoyo.  Si la tengo aunque esté cansada algo puedo lograr.  Por eso hago mucho ejercicio cardiovascular.
¿Y cuál es tu preparación?
Salgo a correr por las mañanas.  Mi entrenamiento de fútbol me ayuda.  También voy al gimnasio y manejo moto el mayor tiempo posible.
¿Cuéntanos cómo es correr en Estados Unidos?
Es un nivel fuerte.  Las pistas no son peligrosas porque son perfectas, de nivel profesional.  Aparte, el evento está muy bien organizado.  Aunque seamos amateur se maneja un nivel profesional en todo.  Los corredores son más competitivos, todos llevan muchas ganas de ganar.  Y competir de noche lo dificulta más.
¿Este año cuál es tu objetivo principal?
Los nervios me afectarán, porque es otro mundo.  No digo que iré a ganar, pero el plan es terminar las carreras y meterme en las primeras 10 o 20 del circuito.
Te debes sentir orgullosa de ser una mujer exitosa en una disciplina dominada por hombres. 
Toda mi vida he competido contra hombres.  Me he topado con colegas machistas quienes me intentan botar o arruinar la moto, porque no quieren que una mujer les gane.  He vivido episodios feos, entonces ya estoy acostumbrada.  Y sí, me siento orgullosa de ser de ese selecto grupo.  Demuestro que sí podemos y que sí les puedo ganar.  Ganarme ese respeto es inexplicable.  Ya en Honduras me respetaban, aunque los nuevos no lo hacen por su poca experiencia.
¿Qué tal es la relación con tus patrocinadores?
Desde que vine el año pasado a hablar con Honda-Castrol, ellos se interesaron.  La relación es muy bonita.  Me tratan muy bien.  No me puedo quejar.

¿Y qué te espera para 2011?
Ganar el campeonato a nivel femenino, voy en primer lugar.  Aparte, terminar en los tres primeros lugares en mi categoría.  Regresar a Estados Unidos en septiembre y llevar estudios y el mundo de motos de la mano.  Veré menos a mi familia, porque son seis o siete horas de camino y ahora tengo muchas responsabilidades en Guatemala.

SEPALO
Su experiencia en motocross también cuenta con cinco años seguidos de competir en las nacionales de Estados Unidos, en categoría Amateur, la cual se corre dos días antes de la nacional.  En 2008 y 2009 ya ganó el primer lugar en las categorías B y C.  En 2011 le aprobaron su licencia para correr en la categoría profesional.  Este evento se realiza en la pista Freestone, localizada en Wortham, Texas, donde Alexandra competirá frente a las ya experimentadas Ashley Fiolek, Jessica Patterson y Tara Geiger.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada